RADIO SADOP en VIVO
Coronavirus
Informe realizado por el equipo de investigación SocPol, perteneciente al Instituto de Economía y Sociedad en la Argentina contemporánea, de la Universidad Nacional de Quilmes.

¿VOLVER A LAS AULAS YA?

77 por ciento de padres y madres prefieren docentes vacunados.

En la llamada «opinión pública» se ha instalado, como si fuera un «sentir ciudadano», la exigencia de volver cuanto antes a las clases presenciales. En muchos casos, resulta obvia la utilización política del tema. Pero el efecto final es cierta aceptación generalizada de que el conjunto de la población está reclamando por un urgente retorno a las aulas. Incluso han caído en esta percepción muchos que son críticos de los medios concentrados (y sus aliados políticos).

Sorprende que han sido pocas las consultas acerca de qué opina realmente la ciudadanía y, dentro de ella, en particular, las madres y padres de los niños, niñas y adolescentes que deberán «poner el cuerpo» a las clases presenciales (además, obviamente de los/as docentes y auxiliares). «Poner el cuerpo», unos en forma directa y otros de manera indirecta (pues se convertirán en contactos estrechos de sujetos que, con la presencialidad, pasarán a vincularse con mucha más gente que durante el aislamiento social). Solo hubo algunas pesquisas que abordaron el tema, pero que, en general, formularon preguntas de difícil negación pues presuponen situaciones ideales (del tipo, «¿está de acuerdo con la vuelta a la escuela si se cumplieran todos los protocolos?»), cuando muy pocos creen realmente que esto se pueda efectivizar en la mayoría de las escuelas.

Desde el equipo SocPol de la Universidad Nacional de Quilmes diseñamos una encuesta donde relevamos qué opina la gente sobre la vuelta a clases presenciales (distinguiendo especialmente a las madres y a los padres de estudiantes del nivel inicial, primario y secundario), con 2.258 casos residentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, 996 de los cuales son madres o padres.

Los resultados arrojan una imagen muy distinta de la que predomina en los medios y los discursos políticos. Preguntados acerca de si «sería mejor esperar a que todos los docentes estén vacunados contra el Covid para comenzar las clases presenciales», el 73% respondió «sí, habría que esperar que todos los docentes estén vacunados (o, al menos, la mayoría de ellos)», y sólo un 27% optó por «no, las clases tienen que empezar lo antes posible, aunque los docentes no estén aún vacunados», tal como se observa en el gráfico 1. En la provincia el porcentaje a favor de esperar es levemente más alto (74%), pero en CABA no es mucho más bajo (69%). Lo que resulta más sorprendente es que el 77% de las madres y los padres de estudiantes piensan que habría que esperar a que los docentes estén vacunados.

0