En este momento estás viendo Caló: “El Convenio brinda a los trabajadores una protección mucho más profunda que un aumento salarial”

Caló: “El Convenio brinda a los trabajadores una protección mucho más profunda que un aumento salarial”

  • Tiempo de lectura:9 minutos de lectura

Por la Secretaría de Comunicación y Prensa de SADOP

  Tras acordar con el Estado Nacional continuar las negociaciones de la Paritaria Federal Docente a lo largo del año para avanzar en las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo y la futura concreción de un Convenio Marco para la actividad, los dirigentes de los sindicatos docentes Mario Almirón (SADOP), Sergio Romero (UDA, Unión de Docentes Argentinos) y Fabián Felman (CEA, Confederación de Educadores Argentinos), debatieron junto al Secretario General de la CGT, Antonio Caló, sobre la importancia de un Convenio Colectivo de Trabajo para los Docentes.

"Este año, las cuatro organizaciones sindicales de la CGT hicimos una propuesta de diálogo y negociación integral, que tenía el tema urgente del salario pero también un cambio de paradigma en las relaciones laborales", remarcó Almirón, para luego destacar que la propuesta suscripta “implica la democratización en la organización del trabajo, la oportunidad para ampliar los derechos y para revalorizar el rol y la autoridad de los docentes”. Vale recordar que los cuatro gremios docentes pertenecientes a la CGT vienen bregando por lograr un Convenio Colectivo de Trabajo que encuadre a los educadores de todo el país. A partir del compromiso firmado en la Paritaria Federal, las cuatro organizaciones junto a CTERA comenzaron en el mes de mayo a discutir con el Gobierno Nacional dicho acuerdo.

Al igual que sus pares de UDA y CEA, el Secretario General de SADOP ponderó el camino de unidad gremial docente que las organizaciones asociadas a CGT vienen consolidando: “Si bien los medios masivos de comunicación se ensañan acentuando las divisiones del Movimiento Obrero Organizado, los gremios docentes ‘cada uno desde su identidad’ somos, nos sentimos y nos asumimos trabajadores. Sabemos que tenemos un costado vocacional y también profesional, por el título y la formación que se nos exige. Sin embargo, nada de eso hace que perdamos de vista lo que somos: trabajadores”.

Almirón también hizo referencia a la situación compleja en la que se celebró la discusión salarial en 2014, en un contexto de inflación, devaluación y de grave deterioro en el poder adquisitivo del trabajador de la educación, donde además muchas jurisdicciones estaban en conflicto y se había intentado introducir el tema del presentismo en la negociación. “Hasta el salario mínimo vital y móvil estaba por encima del piso salarial docente”, reconoció, y agregó que esa situación era agravada por los “empresarios y grupos financieros concentrados de poder que buscan desestabilizar, atentar contra la democracia y los trabajadores”. Es por ello que el Secretario General de SADOP celebró la unidad que establecieron las cuatro organizaciones docentes de CGT durante el conflicto paritario, lo que posibilitó llevar a cabo “una apuesta fuerte, con voluntad política de diálogo y de negociación”. “Quizás hubiese sido más fácil plantear medidas de fuerza, que algunos efectúan con un sentido de poca responsabilidad, afectando el salario de los propios compañeros y sin resolver la cuestión”, denunció.

A su vez, Almirón señaló que durante mucho tiempo, los trabajadores de la educación “vimos cómo el Estado Nacional, los gobiernos provinciales y, en el caso de SADOP, los propietarios y empleadores de la enseñanza privada, unilateralmente, decidían las condiciones de trabajo de todas las compañeras y compañeros. Nosotros no teníamos la opción de resistir ni de intentar influir en esas decisiones. En lo normativo, sabemos que contamos con la posibilidad de discutir un Convenio Marco en donde las condiciones de trabajo no respondan a la voluntad unilateral del empleador o del Estado, sino que surjan del consenso, del acuerdo de trabajadores representados por sus sindicatos y empleadores”. Además, el titular del gremio que representa a los docentes privados aseguró que, lejos de buscar un privilegio o un tratamiento especial, los trabajadores de la educación “estamos peleando por un derecho que hoy tienen más de 4 millones de trabajadores en Argentina: estar amparados, defendidos, protegidos por los convenios colectivos, y detalló: “la posibilidad de discutir nuestro salario, nuestra estabilidad, la formación profesional y las maneras en que la seguridad social nos va a proteger de nuestras contingencias”.

A su vez, Almirón tomó distancia de los reclamos de otro sector del sindicalismo, cuyos objetivos parecen funcionales a “los intereses de la derecha, del poder económico y de un empresariado que nos quiere arrebatar los derechos que en estos diez años hemos conseguido. ¡No nos confundimos compañeros!”, interpeló al auditorio: “Por supuesto que la autonomía sindical es un valor, y nuestra CGT es autónoma del gobierno, de la oposición política, del poder financiero concentrado y de los medios masivos de comunicación. Nosotros no nos prestamos a que nos usen como lamentablemente se prestan otros compañeros”.

Para finalizar, Almirón destacó “la voluntad de diálogo, de negociación y de esfuerzo para arribar a un Acuerdo Marco, para que cada jurisdicción tenga la posibilidad de articular negociaciones provinciales y, en el caso de SADOP, con la Comisión Negociadora de la Enseñanza Privada. Este proceso tiene que terminar con más y mejores derechos para las compañeras y compañeros que trabajan en el sistema educativo nacional. Hemos iniciado este camino, que seguramente llevará tiempo. Es probable que el primer convenio o acuerdo no sea todo lo que nosotros pretendemos. Siempre es así. Pero lo que hoy acordamos es el piso para la discusión de mañana. Y mañana vendrán aquellos que seguramente mejoren lo que nosotros hemos logrado. Por eso es importante el camino de la participación, del protagonismo de los trabajadores, sin resignarnos y comprometiéndonos con nuestros derechos.

Tanto Almirón como Romero y Felman agradecieron la gestión que durante la Paritaria Federal Docente llevó a cabo el Secretario General de la CGT, Antonio Caló: “Uno asume con responsabilidad aquello que le compete para que los educadores del país no tengan la urgencia de llevar a cabo huelgas y puedan tener un salario digno. Para mí es un orgullo colaborar para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, que tienen nada menos que la responsabilidad de educar a los chicos que van a ser los futuros profesionales, trabajadores, dirigentes y presidentes que lleven los destinos de esta hermosa Patria”.

Además, Caló puso en valor el Convenio Colectivo de Trabajo, señalando que es un logro que hay que “defender, cuidar y mejorar” constantemente. “A veces un Convenio Colectivo vale mucho más que un 1 o 2% de incremento en el sueldo. El Convenio brinda a los trabajadores una protección mucho más profunda que un aumento salarial”.

También se refirió a las Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, señalando que en muchas provincias, los trabajadores de distintos sectores –además de los docentes– efectúan sus labores en condiciones que atentan contra su bienestar. “Me ha tocado concurrir a empresas metalúrgicas del Chaco, Tucumán o Misiones, que trabajan como hace 40 años atrás. Cuando uno recorre el país encuentra a gente que está siendo explotada laboralmente, que no sabe lo que es la tecnología y arriesga sus dedos y sus manos. O los maestros que tienen que caminar kilómetros, a veces bajo la lluvia y por calles de tierra, para ir a enseñarles a los chicos; o aquellas situaciones de violencia que se viven en las escuelas. Esas son las condiciones laborales que van a tener que mejorar a través del Convenio Colectivo”, señaló.

Hacia el final del evento, Caló dijo: “los dirigentes gremiales tenemos que tratar de superar la miseria y la violencia que dejaron las crisis. Los chicos y jóvenes tienen que volver a la escuela para estudiar y formarse. Superar la época en que los chicos iban a la escuela para comer, para tomar el mate cocido, y no para educarse. Es el país que nosotros tenemos que tratar de sacar adelante. Las escuelas tienen que ser nuevamente el lugar para formar a los chicos, educar a los jóvenes y a los futuros profesionales y trabajadores, y así después todos podamos disfrutar dignamente de esta querida Patria”. Para cerrar, el Secretario General de la CGT destacó los tres pilares que tiene la Nación: salud, educación y seguridad. “Trabajemos para que esos tres pilares vuelvan ser la bandera argentina”, remarcó.