En este momento estás viendo Los Trabajadores y la Educación Popular

Los Trabajadores y la Educación Popular

  • Tiempo de lectura:9 minutos de lectura

Por la Secretaría de Comunicación y Prensa de SADOP

 

“Los maestros son quienes tienen asignado el futuro. Porque, en definitiva, la educación es central para producir los cambios del país”, señaló Sergio Romero, Secretario de Políticas Educativas de la CGT recordando al Gral. Perón, durante la disertación que le dio inicio al debate “Los Trabajadores y la Educación Popular”, celebrado en el marco de la última Feria del Libro de Buenos Aires. “Hay que hacer todos los esfuerzos, todos los aportes, para que la educación argentina sea popular, de calidad y que llegue a todos los sectores”, reconoció el dirigente, quien también se desarrolla como titular de UDA (Unión de Docentes Argentino). Si bien Romero reconoció los avances conseguidos en los últimos años en materia educativa, también apuntó que “falta incorporar muchos chicos al sistema”.

  Por su parte, la Secretaria Adjunta de CEA (Confederación de Educadores Argentinos), Hilda Lucero, denunció la ausencia de ámbitos paritarios en las provincias argentinas. “Somos rehenes de gobiernos que no llaman al diálogo. (Los docentes) pretendemos más participación, que podamos acordar condiciones laborales”, señaló Lucero a propósito del rol activo de los trabajadores en la Educación Popular. “Es necesario extender e institucionalizar los espacios de las Paritarias en todas las provincias de nuestro país.” 

Durante su disertación, Mario Almirón informó que “hay mucho por hacer para democratizar las escuelas de gestión privada”, denunciando además que la contraposición entre escuela pública y privada, que algunos buscan instalar en la sociedad, no es más que una campaña para desprestigiar la educación estatal. “SADOP tiene representantes en todos los niveles, desde el inicial hasta el superior-universitario, y sabemos que hay grises”, apuntó, para luego subrayar el rol que tiene el Estado en materia educativa: “Creemos en la libertad de enseñanza. La escuela privada no debe crecer a expensas del deterioro de la escuela estatal”. A su vez, Almirón remarcó que la educación es un derecho humano que no puede ser “accesible solo para aquellos en condiciones de pagarlo”. “Somos concientes que muchas escuelas de gestión privada son absolutamente privativas, inaccesibles para muchas familias de nuestro país. Educación Popular se contrapone a Educación Elitista. Educación Popular significa que el conjunto del pueblo tenga acceso a ella”, señaló.

El Secretario General de SADOP puntualizó que la Educación Popular se puede entender desde tres corrientes Latinoamericanas: “La primera es la ‘Educación para el Pueblo’, que en nuestro país se dio con la generación del 80 y (Domingo Faustino) Sarmiento, y que estaba pensada por una elite pero con la pretensión de llegar al conjunto del pueblo. Otra vertiente es la profunda huella que dejó Paulo Freire, donde la Educación Popular es una resistencia a la que se busca impartir desde el Imperio y a la colonización pedagógica; (…) resistir a aquellas estructuras de dominación cultural y educativa. La tercera posición es la que militamos en SADOP: la Educación Popular entendida como educación en y para un Proyecto de País”. Sobre esta última postura, Almirón especificó que el sistema educativo, los contenidos curriculares, las prácticas y los modelos didácticos deben ser coherentes con el Proyecto de País.

“Los docentes no podemos reducir el acto de educar solamente a transmitir un conocimiento. Eso es una parte del proceso pedagógico. Menos todavía en países como el nuestro, que han tenido en su historia intentos de dominación y falta de libertad”, dijo Almirón, y precisó: “en la Educación Popular se juega la libertad de los pueblos”. Luego invitó a reflexionar: “¿De qué nos sirve enseñarles a los alumnos que la fórmula del agua es H2O, o los nombres de los ríos, si hay muchos de nuestros compatriotas que no tienen agua potable? Educación Popular significa educar para la voluntad; tener conocimiento para cambiar la realidad y hacer una sociedad más justa. Es fundamental educar la voluntad de ser Nación, de ser soberanos e independientes, y de vivir con Justicia Social. Además, esta perspectiva que nos trasmite la Educación Popular es coherente con un Proyecto de País, que no quiere vivir sumiso a los grandes centros de poder mundial, sino que busca autocentrarse en sus propios intereses”.

Tras reconocer las metas válidas que se plantearon a partir de la Ley de Educación Nacional, el Secretario General del Sindicato de Docentes Privados planteó ante el auditorio la necesidad de discutir una nueva Ley de Financiamiento Educativo que “dote al sistema de los recursos necesarios” para alcanzar esos objetivos, y concluyó: “No son solo del gobierno las metas que están en la Ley. Son de un pueblo que quiere crecer todos los días en Justicia Social, en participación y en ciudadanía”.

A continuación, el Ministro de Educación Alberto Sileoni se refirió a los dos años consecutivos en los que no se cerró el acuerdo en la Paritaria Federal Docente. “Para nosotros es doloroso. No importa cuánta responsabilidad tuvo cada parte. Tenemos que mejorar y ser más inteligentes. (…) Debemos seguir discutiendo aquellas cuestiones donde no estamos encontrando un entendimiento”, señaló. A su vez, denunció que desde algunos sectores de la prensa se busca denostar el proyecto político, minimizando, entre otras cuestiones, el impacto real que tiene la Asignación Universal por Hijo en la educación o el Plan Conectar Igualdad. “No son ‘las maquinitas’, como algunos las llaman. Son extraordinarias herramientas de movilidad y Justicia Social. (…) Porque debajo de la brecha tecnológica hay una brecha social”, aseguró Sileoni, recalcando que aquellos materiales que antes “eran un privilegio, se están convirtiendo en un derecho”. “Nos convoca un proceso que no tiene vuelta atrás: la mejor educación y la mejor calidad para todos.”

Entre los desafíos a futuro, el titular de la cartera de Educación señaló la problemática de “los chicos que están en la esquina y la piba de 14 años que se embaraza”. “Son las grandes discusiones de quienes pensamos un modelo de país. Es una canallada especular que una piba se embaraza por la ‘platita’”, inculpó. “No pensamos que la Asignación Universal por Hijo se vaya por la canaleta de la droga y el juego. Tenemos ideas políticas, que podemos confrontarlas, y nos podemos equivocar. Ahora, que la única idea política sea desear que al otro le vaya mal… eso no es política. Eso es una canallada.” Hacia el final de su exposición, Sileoni marcó: “Antes, el centro de la escuela era el comedor. Hoy podemos decir que el centro de la escuela volvió a ser el aula”.   

Para cerrar el evento, Andrés Rodríguez puntualizó que la “educación tiene que contener la expresión del pensamiento nacional”. El Secretario Adjunto de la CGT y titular de UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación) recordó que durante muchas de las épocas en la Historia Argentina, la educación “le ha dado la espalda a lo nacional”, y profundizó: “se han mirado modelos extranjerizantes, sirviendo como cipayo para observar cómo se dominaba mejor, para que ciertos intereses de una minoría pudieran prosperar. No estuvo dirigida a las mayorías”.

A su vez, Rodríguez llamó a ratificar y hacer que prime el camino democrático. “El pensamiento de las grandes mayorías es lo que debe triunfar. Debemos seguir batallando porque la pulsión aún no terminó. Es muy importante que las organizaciones libres del pueblo sigan expresando la posibilidad de tener gobiernos populares y nacionales que lleven a un Estado. Es la única herramienta que tiene el pueblo para cambiar para bien la realidad”, señaló el Secretario Adjunto de CGT para finalizar.