En este momento estás viendo La Paritaria como fuente insustituible de Derechos Laborales

La Paritaria como fuente insustituible de Derechos Laborales

  • Tiempo de lectura:11 minutos de lectura

Por María Elina Escot

Secretaria General de SADOP Mendoza

 

Quizás por su gran eficiencia a la hora de igualar posiciones, históricamente la Paritaria ha sido eliminada con los vaivenes de nuestra democracia. Incluso en períodos de estabilidad democrática, esta herramienta ha sido demorada en su implementación –recordemos que recién en 1988 fue tímidamente recuperada–.Todos celebramos su íntegra restitución a partir de 2007 como poder de los trabajadores, en particular nuestro sector laboral, y celebramos su plena implementación en el ámbito Nacional.

Lamentablemente, hoy asistimos a una abolición encubierta de la misma, a su desnaturalización, dado que se rompe con el fin mismo de la Paritaria, “el acuerdo”, y se intenta fijar condiciones unilateralmente. De esta manera, se vulnera no sólo al sector de trabajadores que representamos, sino también a la sociedad en su totalidad, dado que la Paritaria constituye un elemento fundamental de la paz social, que permite a los trabajadores acordar sin necesidad de tomar medidas de fuerza.

Este avasallamiento debe ser doblegado por la lucha de los trabajadores, sin resignar ningún ámbito de negociación existente y exigiendo nuestro propio ámbito de negociación. También nuestras patronales deben comprometerse a acordar, respetar y establecer condiciones salariales y laborales de nuestros trabajadores.

En Mendoza podemos hablar desde la experiencia: toda vez que hemos logrado acordar sobre muchos temas en Negociaciones Colectivas puntuales con empleadores específicos, y también al participar de la Paritaria Provincial en carácter de oyentes, pero instalando temas en la agenda Paritaria que luego se han visto plasmados en mejoras laborales para nuestro sector.

Paritaria Propia. Una Mirada desde lo territorial

        La convocatoria del Gobierno de Mendoza a las Paritarias de la Educación no se desprende de la Ley de Financiamiento Educativo ni de una Ley Provincial, sino que surge de un decreto del Ejecutivo que deja afuera a todos los gremios de la Educación, excepto al gremio de base de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina). A pesar de los pedidos formales y reuniones informales, es un espacio que se niega sistemáticamente a todos los gremios afectados. Desde el año pasado, SADOP es el único gremio autorizado a participar como oyente en la Paritaria de Educación con el Gobierno de Mendoza. Esto nos permite no sólo acordar petitorios comunes y analizar propuestas, sino participar de las comisiones que se desprenden de estos acuerdos, como las de salario y las de diseño curricular. Este logro ha sido el fruto de un esfuerzo sostenido en la construcción de la Unidad Gremial Docente con el gremio paritario, sin olvidar nuestra identidad de docentes privados haciendo efectiva y genuina nuestra personería gremial.

Por ejemplo, el Ciclo Lectivo 2012 estaba previsto para el 28 de febrero; ese día SADOP convocó al paro junto con el gremio estatal, pero socializando reclamos propios como la participación en Paritarias. Como ya es costumbre, hicimos nuestra propia movilización con nuestra columna de SADOP, recorriendo un itinerario diferente antes de sumarnos a la movilización general. Nos dirigimos a nuestras Cámaras Patronales y a la Subsecretaría de Trabajo, en donde presentamos un pedido de paritarias con nuestros empleadores privados.

Como consecuencia de este petitorio, asistieron las dos principales Cámaras Empleadoras de Colegios Privados, los miembros paritarios del Gobierno de Mendoza y representantes de SADOP. En la primera reunión acordamos un temario tentativo de algunos puntos en los que estaríamos de acuerdo, como la homologación de la Paritaria Estatal para el Sector Privado, el reconocimiento de OSDOP como nuestra Obra Social de origen y el compromiso del Gobierno para otorgar el plan de viviendas presentado por la CGT (Confederación General del Trabajo) y que permite a nuestros afiliados adquirir lotes para tal fin. En la posterior reunión las Cámaras se excusaron presentando una nota en la que manifestaban su voluntad de diálogo pero desconociendo el espacio, alegando la existencia de un ámbito federal como el Consejo Gremial de Educación, donde se resolverían acuerdos salariales. Si bien fue un aparente fracaso, lo tomamos como un desafío. Seguimos reuniéndonos informalmente, llevando necesidades jurisdiccionales que justifican sobradamente el ámbito.

Finalmente y ante una necesidad común a SADOP y las Cámaras, nuestro último acuerdo es el de formar una Comisión Negociadora Provincial para la Educación Privada, en la que trataríamos los temas locales.

El 6 de  marzo de 2012 SADOP Mendoza fue el único sindicato que militó el Paro Nacional en defensa de la Paritaria Federal Docente, ya que se dictaminó conciliación obligatoria para los estatales. Esto nos permitió un gran reconocimiento social y de nuestras bases, ya que el acatamiento fue altísimo para el sector, rondando el 80%. Se convirtió casi en un paro propio del sector de Educación Privada, y sumó un gran porcentaje de docentes estatales. La lucha por reabrir Paritarias a mitad de año llevó a no iniciar las clases luego del receso escolar de invierno; en esa oportunidad el paro fue casi total, de más del 95%. En la movilización prevista para esa fecha llevamos dos proyectos de ley a la Legislatura de Mendoza, uno para convocar a Paritarias Generales de Educación y otro para convocar a Paritarias propias de Educación Privada, tomando como ejemplo la Ley Provincial de Santa Fe. De esta acción, conseguimos un despacho que declaraba de interés legislativo la participación de SADOP en Paritarias. En la movilización y durante los discursos nos acompañaron otros gremios de la CGT y de la CTA (Central de Trabajadores Argentina), lo que hizo visible no sólo la Unidad Gremial Docente sino la del Movimiento Obrero en su conjunto, alianza estratégica para logros como los que se alcanzaron en la Legislatura, por poner solo un ejemplo.

 

Otros ámbitos de participación

        La Ley de Educación de la Provincia de Mendoza prevé dos ámbitos que, si bien no son vinculantes, generan un interesante debate y aportes de las organizaciones que los componen. Estos son el Consejo General de Educación y el Consejo Asesor de Educación Privada. El primero, presidido por el Gobierno Escolar, cuenta con la participación de los gremios docentes, los partidos políticos con representación parlamentaria, sectores académicos de la Universidad Nacional de Cuyo y Universidades Privadas. Allí se fijan y controlan políticas educativas, ya que ninguna transformación puede llevarse a cabo sin reunir el Consejo. Nuestra participación en este espacio nos permitió hacer aportes a la Ley Provincial de Educación, y a los Diseños Curriculares de los Institutos de Formación Docente, llevando a nuestra jurisdicción los acuerdos federales.

        El Consejo Asesor de Educación Privada es presidido por la Dirección de Educación Privada del Gobierno de Mendoza y lo integran representantes de las dos Cámaras Patronales: CONSEC (Consejo Superior de Educación Católica) y ACPM (Asociación de Colegios Privados de Mendoza), y SADOP como representación gremial. En este espacio presentamos en su momento nuestro plan de traspaso de los docentes a nuestra Obra Social OSDOP. Informamos acciones y objetivos para realizar nuestra Encuesta de CyMAT (Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo) y nuestros últimos avances procuran conseguir reconocimiento pedagógico de algunos espacios que no son oficiales, como Catequesis, Arte, Idioma o Deporte, que pertenecen al Proyecto Curricular Institucional. Esto otorgaría una equidad salarial y previsional ansiada por los docentes en esta situación.

Otro ámbito al que el Gobierno de Mendoza ha convocado a SADOP y que cuenta con un menor desarrollo institucional, es el COPETyP (Consejo Provincial de Educación, Trabajo y Producción). El mismo está formado por el Estado a través de los Ministerios responsables de la Educación, el Trabajo y la Producción, el Sector Privado con algunas cámaras empresariales, y la participación específica de los gremios docentes en cuanto a la generación y discusión de políticas laborales de la actividad docente, que permitan el desarrollo de la Educación Técnica destinada a fortalecer la Industria Nacional, la Ciencia y la Tecnología.

 

La Subsecretaría de Trabajo como ámbito de Negociación

       Otro espacio en el que conseguimos mejoras para los docentes privados de Mendoza es, sin duda, la intervención de la Subsecretaría de Trabajo, a través de inspecciones laborales, conciliaciones y homologaciones de acuerdos, respetando siempre todos los pasos de una negociación. Un claro ejemplo de esto es lo ocurrido con el Instituto Universitario de Seguridad Pública, dependiente de una fundación privada. Luego de una serie de reclamos desoídos, de paros de actividad, mesas callejeras, difusión mediática del conflicto y, por supuesto, algunas afiliaciones que nos permitieron contar con referentes, se llevó el caso a la Subsecretaría de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia de Mendoza. En los tres años que lleva la negociación hemos firmado acuerdos en los que se establecen aumentos según la pauta de la paritaria de educación y paulatinamente hemos conseguido que se reconozca la escala de antigüedad de los docentes estatales. Como consecuencia hemos conseguido incrementos salariales y aumentado las afiliaciones considerablemente. En la última negociación se acordó trabajar en un Convenio Colectivo por Empresa, sujeto a mejoras que puedan establecerse en ámbitos nacionales; esto nos permitiría acordar regímenes de ingreso y promoción, mapa docente, condiciones de trabajo, licencias, etc. Esta negociación resultó la base para determinar acciones en instituciones de similar característica, como en los Institutos Tecnológicos Universitarios (ITUS) de Mendoza y sus delegaciones del Valle de Uco y San Rafael, lo que posibilitó mejoras para más de 500 trabajadores de la Educación Privada.

En el ámbito de la Educación Obligatoria, un logro importante fue el pago de horas cátedra que denominamos extensión horaria, cuando los docentes trabajan mayor carga horaria que los estatales, una práctica habitual en los preceptores, docentes de grado y de nivel inicial.

Otras conquistas han sido la correcta registración laboral y el encuadramiento como docentes de trabajadores cuya situación de revista era empleado de comercio o agente de salud, en Jardines Maternales e Instituciones de Educación Especial, respectivamente.

Todos estos casos que se resuelven institución por institución, con acciones a largo plazo, resultados de fácil revocatoria y hasta con costos laborales, serían más factibles de solucionar y tendrían un efecto multiplicador con la firma de un Convenio Colectivo de Trabajo, abarcador del sector de trabajadores Docentes Privados de todos los niveles y modalidades, y con la participación formal de SADOP en los ámbitos paritarios de la Educación General y el ámbito propio de la Gestión Privada.  

Por todo esto creemos en la Paritaria como una fuente de derecho laboral colectivo que no puede sustituirse por ninguna otra, la reivindicamos y no resignaremos ni uno sólo de los ámbitos logrados hasta el momento. Ni un paso atrás.