RADIO SADOP en VIVO
fila2

Los dirigentes de SADOP de la región NOA se reunieron en Tucumán.

En San Miguel de Tucumán se llevó a cabo un encuentro con los Secretarios de Asuntos Institucionales de la región NOA de SADOP.

José Luis Casares, Secretario de Relaciones Institucionales a nivel nacional; Bernardo Beltrán, Secretario General de Tucumán,  Silvia Valverde, Secretaria General de Jujuy, y Hugo Funes, Secretario General de Santiago del Estero, participaron de la jornada de trabajo con los Secretarios de Asuntos Institucionales de la región NOA.

En el encuentro también participaron distintos dirigentes de Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Salta, Jujuy y de la Seccional anfitriona.

0

fila2
El Secretario y el Prosecretario de Interior nacionales participaron del encuentro en Río Negro.

En la ciudad de Bariloche se realizó una Jornada de afiliación a SADOP organizada por la Seccional Río Negro.

Jorge Repetto, Secretario de Interior, y Francisco Gordillo, Prosecretario, acompañaron a Laura Chebeir, Secretaria General de la Seccional Río Negro en el encuentro con docentes de esa ciudad.

0

fila2
25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En este “Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres” desde SADOP reafirmamos nuestro compromiso con la lucha del colectivo de mujeres para lograr que en todos los ámbitos se establezcan relaciones basadas en la equidad y la justicia, sin ningún tipo de distinción de género que signifique el NO reconocimiento de derechos.

En nuestro país la agenda del movimiento de mujeres va creciendo a través de la fuerza misma que le otorgan la urgencia de sus demandas y la organización de millones de mujeres que han puesto en marcha un autentico proceso de transformación social, cultural y política para derribar los postulados, usos y costumbres y privilegios de un patriarcado que se extiende por todo el entramado social de las relaciones humanas.

La violencia contra la mujer mata, discrimina, silencia y disciplina. Adquiere múltiples formas, visibles o no, pero que contienen el mismo origen y que persiguen los mismos fines.

Desde nuestra organización sindical consideramos de suma importancia contribuir a la visibilización y toma de conciencia acerca del modo en que se presentan las situaciones de violencia de género en su modalidad de violencia laboral.

Nosotras y nosotros representamos a un colectivo laboral compuesto por más de un 80% de mujeres y por ende consideramos esencial el abordaje de esta temática, en el día a día, en nuestras escuelas.

La Ley Nacional N° 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, publicada en el BO 14/4/09, en el artículo 5 tipifica los diferentes tipos de violencia y en su inciso c) señala: “Violencia laboral contra las mujeres: aquella que discrimina a las mujeres en los ámbitos de trabajo públicos o privados y que obstaculiza su acceso al empleo, contratación, ascenso, estabilidad o permanencia en el mismo, exigiendo requisitos sobre estado civil, maternidad, edad, apariencia física o la realización de test de embarazo. Constituye también violencia contra las mujeres en el ámbito laboral quebrantar el derecho de igual remuneración por igual tarea o función. Asimismo, incluye el hostigamiento psicológico en forma sistemática sobre una determinada trabajadora con el fin de lograr su exclusión laboral”.

Otra norma de suma importancia ha sido sancionada este año por la Organización Internacional del Trabajo -OIT- : el Convenio sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo N°190.  En su artículo 1 define: a) la expresión «violencia y acoso» en el mundo del trabajo designa un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género, y b) la expresión «violencia y acoso por razón de género» designa la violencia y el acoso que van dirigidos contra las personas por razón de su sexo o género, o que afectan de manera desproporcionada a personas de un sexo o género determinado, e incluye el acoso sexual”.

En este día de lucha desde SADOP queremos destacar la importancia de que el Convenio Nº190 de OIT sea ratificado por nuestro país, atento que el mismo significa un nuevo avance a nivel mundial en defensa de la erradicación de todo tipo de violencia en el ámbito laboral.

Somos conscientes que nuestro Sindicato y muy especialmente nuestras delegadas y delegados cumplimos una función fundamental a la hora de poder frenar la violencia en los lugares de trabajo interviniendo activamente a fin de: 1|Contribuir a visibilizar y desnaturalizar el problema; 2|Identificar situaciones que podrían configurar violencia laboral; 3|Denunciar casos particulares;  4| Generar estrategias de prevención de la violencia.

Cuando los canales de participación y el diálogo se encuentran bloqueados hay un invisible efecto sobre los trabajadores y aparece el miedo que imposibilita pensar en la posibilidad de plantear en la escuela una diferencia con el discurso dominante, provocando la pasivización de los sujetos. 

En una palabra estamos convencidos que la participación de las y los trabajadores es fundamental para la prevención de las situaciones donde se obturan los canales éticos que avasallan la subjetividad, como también en la instancia de reparación y cancelación de los efectos producidos por un hecho o actitud violenta.

La aplicación del enfoque de género tanto en la vida cotidiana como en las prácticas gremiales y sindicales nos permitirá visualizar, reconocer y repensar la manera en que operan las relaciones de género en los distintos ámbitos de trabajo de las y los docentes de gestión privada.

Como educadores y educadoras tenemos el desafío de pensar la escuela como el espacio para erradicar los diferentes estereotipos existentes y formar ciudadanos con un compromiso ético que de sustento a la democratización de las relaciones sociales, trabajando por el cambio del modelo desigual de la relación entre hombres y mujeres por una educación no sexista, por la igualdad de oportunidades, como la mejor fórmula para prevenir la violencia de género.

Creemos importante abonar al cambio cultural necesario que nos permita el reconocimiento y goce pleno de nuestros derechos humanos. Es necesario llevar adelante medidas que visibilicen y desnaturalicen costumbres muy arraigadas que reproducen la desigualdad. Además, es necesario garantizar mecanismos de contención y atención para las víctimas en todos los ámbitos de la vida, incluidos el laboral.

La remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres; serán garantía de una sociedad más democrática e igualitaria, libre de toda violencia. Los trabajadores y trabajadoras de la educación de gestión privada somos parte de este desafío.

SECRETARÍA DE DERECHOS HUMANOS
SECRETARÍA GREMIAL

0