RADIO SADOP en VIVO
Coronavirus, fila1
A partir del 9 de abril se podrá inscribir on line. Hay tiempo hasta el 20/04/20.  

La Comisión de Educación, que se creó en el ámbito de la Paritaria Federal Docente, se reunió el 3 de abril de 2020 con la presencia de Mercedes Leal, Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente (INFoD), su equipo de trabajo, Silvia Bustamante, Secretaria de Educación de SADOP, y distintos representantes de CTERA, CEA y UDA.


Entre los temas tratados, surgió el dictado de un curso virtual sobre “Prácticas educativas con herramientas digitales. Aportes pedagógicos y técnicos”, destinado a docentes de niveles primario, secundario y superior, a fin de hacerle frente a las nuevas exigencias laborales en el contexto del COVID-19. 


La cursada se llevará a cabo a partir del 4 de mayo y durará dos meses. La inscripción se puede realizar entre el 9 y 20 de abril a través del siguiente link: aulastic


0

Coronavirus, home
Unidad, solidaridad y participación colectiva en tiempos de pandemia.
Declaración del Consejo Directivo Nacional de SADOP.

A nivel mundial estamos viviendo un tiempo inédito, como consecuencia de la pandemia del COVID-19, presente en todos los países, sin distinciones ni diferenciaciones de ninguna índole. Las respuestas ensayadas por los gobiernos muestran claramente dos maneras de afrontar este momento histórico: el modo neoliberal, capaz de sacrificar seres humanos con la finalidad de sostener el funcionamiento de la máquina capitalista sin alteraciones o, un modelo donde la protección de la salud de la población como política de Estado se convierte en el eje central de todas las acciones de gobierno.

Nuestro país ha tomado como punto de partida esta última posición y ha avanzado claramente en la superación de la falsa dicotomía “economía vs. salud” dado que todas las decisiones se han adoptado buscando proteger en simultáneo ambos aspectos de esta ecuación, poniéndolas al servicio del conjunto de la población, en el tiempo adecuado. Hoy tenemos un Estado presente, que desarrolla políticas activas optimizando los recursos existentes, ejerciendo un rol articulador de decisiones únicas en todo el territorio nacional y en permanente diálogo e interacción con los diferentes actores sociales.

Asimismo, nuestro Pueblo, se organiza en redes de cooperación horizontal y adquiere un alto protagonismo, haciendo del aislamiento social obligatorio un ejercicio responsable de ciudadanía, utilizando una herramienta colectiva de cuidado, imprescindible para la prevención. “El que se queda en su casa, está salvando vidas”, dijo en reiteradas ocasiones el Presidente de la Nación, Alberto Fernández.

En este período de excepción, el Gobierno nacional ha defendido firmemente tres ejes esenciales de la política de Estado: la centralidad de la salud pública, la protección integral del trabajo y la continuidad del proceso de enseñanza aprendizaje de manera no presencial, atento a que la Educación es ante todo un bien social y por lo tanto un derecho humano individual y colectivo, que debe ser garantizado.

En este contexto, cabe destacar la recuperación de la Paritaria Nacional Docente y la reincorporación de SADOP a ese espacio, ya que nos permite, junto al resto de los sindicatos docentes, participar activamente en todas las mesas de diálogo donde se debaten las principales acciones de política pública educativa impulsadas por el Ministerio de Educación y el Consejo Federal.

En estas horas de incertidumbre consideramos imprescindible volver a las fuentes y reafirmarnos en nuestros valores permanentes: para SADOP el proceso de trabajo docente es productor de saber pedagógico y tiene dos dimensiones centrales: es un proceso y es colectivo. En la escuela, en tanto lugar de trabajo, el hecho pedagógico es esencialmente presencial; es la pedagogía de la cercanía, del diálogo, de la construcción desde las diferencias, de un encuentro único e irrepetible que sucede día a día entre los y las docentes y las/os alumnas/os.

Está claro que hoy la pandemia nos impone fuertes cambios de carácter transitorio y por eso debemos poner en valor a la actividad docente y expresar nuestro profundo reconocimiento a todas y todos los maestros y profesores que han asumido el papel de construir continuidad pedagógica sin presencialidad.

Un acontecimiento inesperado invadió y detuvo la cotidianeidad escolar, el sistema educativo tuvo que salir a responder, a actuar, a seguir sosteniendo la trasmisión y construcción de conocimiento y, a su vez, sostener, contener y cuidar a nuestros/as niños/as y jóvenes, haciendo un aporte esencial para garantizar la pulsión vital en nuestro entramado comunitario.

Las y los docentes siguen desarrollando las actividades educativas en sus casas y en cuanto trabajadores deben tener garantizados sus derechos laborales y sociales.

En nuestra organización respaldamos todas las medidas de protección integral adoptadas por el Gobierno Nacional en materia de salud, educación y trabajo, reafirmamos la plena vigencia de los derechos laborales y comprometemos toda nuestra acción sindical en la defensa de la estabilidad laboral, el pago del salario y las condiciones y medio ambiente de trabajo –CyMAT- de nuestras y nuestros docentes. Vamos a realizar todos los esfuerzos que hagan falta para luchar contra el despido y la pérdida de fuentes laborales, vamos a exigir y controlar que los salarios se abonen en tiempo y forma y de manera íntegra y vamos a atender las condiciones de trabajo y la salud de nuestras compañeras y compañeros que se ven profundamente alterados en esta nueva realidad.

Por eso, militaremos activamente para que ningún docente pierda su trabajo en estas duras y excepcionales circunstancias, poniendo el acento muy especialmente en aquellos sectores donde la precarización, el trabajo a destajo y las formas de contratación no laborales, ya eran flagelos contra los que veníamos peleando. Estamos comenzando abril y son días de cobro de salarios, los que deben ser abonados por los empleadores del sector de gestión privada, respetando el cuarto día hábil como fecha de cobro y la percepción del monto íntegro del salario, en un solo pago.

En este punto cabe reconocer la importancia de todo el andamiaje jurídico que el Gobierno ha construido para proteger al trabajo en todas sus formas y se expresa claramente en las diferentes normas de emergencia que han sido dictadas y refieren a: 1) la tutela de la remuneración de los trabajadores afectados (artículo 8 del Decreto 297/2020 y Resolución 279/2020 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación); 2) la estabilidad en el empleo por sesenta días, con la consiguiente prohibición de despidos y suspensiones unilaterales a partir del 31/3/2020 (Decreto 329/2020) y 3) la asistencia financiera a las empresas empleadoras para el pago de remuneraciones y contribuciones de la Seguridad Social (Decreto 332/2020). Puntualmente el decreto de Necesidad y Urgencia 329/2020 se propone “tutelar en forma directa a los trabajadores y a las trabajadoras”, asegurándoles que “esta situación de emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo, ya que el desempleo conlleva a la marginalidad de la población” y genera un instrumento de tutela amplio y novedoso: “de transgredirse la prohibición de despedir o suspender, la consecuencia es la nulidad de las mismas”. Esto lisa y llanamente significa que de producirse despidos desde el 31/3/2020 y hasta el 31/5/2020, los mismos no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones, previas a dichos actos prohibidos.

A la par de la defensa del puesto de trabajo y las remuneraciones es necesario detenernos en el análisis de los profundos cambios que se han introducido en las CyMAT docentes: la jornada de trabajo habitual se encuentra alterada, se está trabajando con el acento puesto en las tareas más allá de las horas que insuman, que de hecho se han flexibilizado, las viviendas familiares son ahora los espacios físicos donde se trabaja y se vive al mismo tiempo, el espacio público no virtual ha quedado desierto, la sobreexposición a las redes y la intensificación de las tareas de cuidado son moneda corriente, máxime en un colectivo donde más del 80% son mujeres. A esto debemos agregar los contenidos, el uso de las TICS y los efectos del aislamiento obligatorio que se comparten con el resto de los ciudadanos. Todos estos cambios deben ser escuchados y atendidos, por eso a partir del 2/4/2020 hemos puesto en manos de nuestros/as compañeros/as docentes la encuesta nacional “CONTANOS PARA CUIDARTE”, generado un instrumento de acción sindical para abrir una escucha atenta y contribuir a que aflore la autonomía de las voces afectadas, del pensamiento y de la acción, de las redes interpersonales y los saberes cotidianos.

En estos días, nosotros pensamos que se hace muy necesario entender que cualquier estrategia individual no es la salida, por eso frente a las ansiedades que nos afectan y nos pertenecen a todos, nos toca crear lazos y tender puentes para poder soportarlas: se trata de «sostener», «contener», «inventar», «imaginar» más allá de lo perdido, recrear algo en ausencia, transformar lo conocido y relacionar los saberes con un presente que los necesita. Habitar la crisis para no volver simplemente a la normalidad, profundizando el carácter dialógico y liberador de nuestra propuesta pedagógica, que por naturaleza propia es política y está basada en los principios y valores de la educación popular, en la que seguimos las líneas trazadas por nuestro maestro Paulo Freire.

Dado que estamos convencidos que estos son tiempos de acción y nos sentimos profundamente comprometidos con el pueblo y con la Patria, ensayamos nuestras respuestas desde nuestros valores humanos y sindicales, que nos impulsan a construir más y más acción colectiva organizada para superar esto juntos/as y enfrentar las lógicas del capitalismo salvaje enarbolando las banderas de lucha permanente de nuestro movimiento obrero organizado. Debemos ser capaces de leer los signos de los tiempos y, en este presente no elegido, animarnos a pensar nuevos consensos que nos permitan construir una sociedad más unida y solidaria, asumiendo de nuestra parte el desafío de aportar a un necesario y profundo debate acerca del Proyecto de Nación en el cual se desarrolle un proyecto educativo que nos contenga a todas y todos.  

Sigamos militando y enseñando, comprometidos en la esperanza.  

Ciudad de Buenos Aires, 8 de Abril de 2020.

Consejo Directivo Nacional SADOP

0

Coronavirus, home
Maestras, maestros, profesoras y profesores privados de todo el país continúan educando desde sus hogares.

Por esta pandemia, las y los #DocentesEnseñamosDesdeCasa. Por la educación y el futuro del país. Porque nada nos frena. Queremos hacer viral este HT para que todos y todas lo sepan.

Nos siguen llegando fotos desde distintos puntos del país como Buenos Aires, Rosario, Jujuy, Tucumán y Mendoza.

#DocentesEnseñamosDesdeCasa
#DocentesEnseñamosDesdeCasa
#DocentesEnseñamosDesdeCasa
#DocentesEnseñamosDesdeCasa
#DocentesEnseñamosDesdeCasa
0

Coronavirus, fila2
Gabriela Dueñas, Doctora en Psicología, Licenciada en Educación, psicopedagoga y docente universitaria, sostiene que el Covid-19 no sólo plantea un desafío educativo si no una oportunidad para incorporar las TIC en el aula. También señala el doble rol de madre y docente en la cuarentena, la necesidad de amigarse con la tecnología y tener rutinas para evitar el desorden. Además, explica cómo manejar la angustia y ansiedad del encierro.

“Las y los docentes han sido formados en un formato tradicional en el que las nuevas tecnologías a penas si aparecen como un recurso de enseñanza. Esto es quizás porque la escuela es una de las instituciones sociales más conservadoras que existen, tal vez porque fundacionalmente fue una institución que debió ocuparse de conservar y garantizar la transmisión de conocimiento”, analiza Gabriela Dueñas, Doctora en Psicología, Licenciada en Educación, psicopedagoga y docente universitaria. “La institución escolar no puede permanecer ajena y, en algún momento, quizá en una instancia tan crítica como ahora, los muros de la escuela tienen que darle la bienvenida a las tecnologías informáticas de la comunicación”, remarca.

-¿La Pandemia plantea un desafío educativo? ¿Cómo dar clases en épocas de cuarentena?

-Efectivamente. Estos tiempos de pandemia, inéditos para la humanidad, nos plantea un desafío desconocido a todas y todos. No solamente a las y los docentes. Frente a estas novedades, que vienen de la mano el coronavirus y a la necesidad del aislamiento social, nos encontramos hacia el interior de los hogares con nuestras niñas, niños y adolescentes en situación de espera, en una posición de ver cómo los adultos le hacemos frente a esta novedad. Toda una situación de aprendizaje. De ahí es que a veces resulta medio dificultoso lograr que presten la atención que uno espera, en los tiempos y formas que se pensó. De esta situación también tenemos aprender. Hay que recordar que el ciclo escolar recién comenzó, con lo cual no hemos tenido la posibilidad de estrechar un vínculo entre docentes y alumnos, como habitualmente sucede y que hubiese facilitado estos espacios de dar clases a distancia. A los que procedemos del campo de la educación se nos presenta un desafío en relación a la necesidad de apelar creatividadya ponernos en contacto, aunque a veces nos resistamos un poco a las nuevas tecnologías. Tenemos que amigarnos con ellas, porque hoy es la única posibilidad. Después están las variables emocionales y éticas. Ambas interactúan permanentemente, pero la primera construye conocimientos y la segunda está asociada al conocimiento, sin las cuales no constituyen auténticos aprendizajes significativos. Sin dudas, las nuevas tecnologías facilitan la llegada, incluso más que presencialmente, pero el tema de la mediación, la posibilidad de ayudar al otro a reflexionar, a analizar críticamente la información, a relacionar con experiencias pasadas y futuras, son variables que tienen que ver con la posibilidad de estar en el cara a cara que hoy resulta imposible. Entonces queda a cargo de los adultos de la casa. En estos momentos hay que priorizar la salud, por eso ahora vamos a ver todo lo que podemos realizar sin contar con ese valiosísimo y fundamental espacio que constituye la escuela. Ámbito que quizá, lo más valioso que se tenga, es la posibilidad de socializar por fuera del ámbito familiar. La institución escolar es donde realmente ocurren los auténticos aprendizajes a partir de la socialización entre pares y con adultos ajenos a la familia.

«La institución escolar es donde realmente ocurren los auténticos aprendizajes».

– Aproximandamente el 80 por ciento de las docentes son mujeres, muchas también son madres, ¿de qué manera pueden llevar adelante la doble tarea en el mismo espacio?

– En este momento las docentes se encuentran ante el desafío de tener que dar clases de manera virtual e implementar distintos recursos para llegar a sus alumnos, que ahora no tienen en el aula si no a distancia. Esto sucede mientras muchas veces están rodeadas por sus propios niñas, niños y adolescentes que no siempre entienden y que también hay que ayudarlos para que comprendan y aprendan que hay momentos y espacios para trabajar y otros para estar juntos y disfrutar en familia. Además, en esta instancia también se visibilizan cuestiones ligadas a las problemáticas de género porque siempre pensamos en términos de mujeres cuando en realidad el desafío que nos interpela el coronavirus es poder pensar cómo estamos con los/las chicos/as de todas las edades que tengamos a cargo. No solamente como una cuestión de las mujeres, si no también de los hombres.

– Las y los docentes, formados en un esquema tradicional de enseñanza, hoy deben adaptarse a nuevos tiempos de forma drástica. ¿Cómo pueden manejar la frustración/ ansiedad ante este nuevo escenario dando respuesta a las/los chicas/os de manera virtual?

-Las/los docentes han sido formados en un esquema tradicional en el que las nuevas tecnologías a penas aparecen como un recurso de enseñanza. Esto es quizás porque la escuela es una de las instituciones sociales más conservadoras que existen, tal vez porque fundacionalmente fue una institución que debió ocuparse de conservar y garantizar la transmisión de conocimiento de generación a generación. De ahí es que resulte ser tan conservadora y que le cueste tanto abrirse ante las nuevas tecnologías. La epidemia de la Gripe A produjo un fuerte impacto en el sistema educativo y permitió, de una u otra manera, que las TIC accedieran a los intramuros de la escuela. Las TIC constituyen una novedad en la cultura planetaria, que marcó un antes y un después, casi comparable a la llegada de la imprenta. Entonces, la institución escolar no puede permanecer ajena y, en algún momento, quizá en una instancia tan crítica como ahora, los muros de la escuela tienen que hacerle lugar y darle la bienvenida a las tecnologías informáticas de la comunicación. Sus docentes tendrán que iniciar procesos de aprendizajes de las nuevas tecnologías para poder hacer uso de ellas en todos los procesos de enseñanza. Esto hasta que no podamos retornar al espacio tan valioso que ofrece la escuela, que es insustituible, pero que en este momento hay que preservar la vida. Eso está primero.

– ¿Como se maneja la ansiedad en esta época?

-El manejo de la ansiedad, inclusive del miedo que nos genera la pandemia, va ser un referente del cual nuestras niñas y niños a cargo van a poder aprender cómo manejarse ante situaciones como las que vivimos. Por eso es tan importante recordar que las/os niñas/os aprenden más de nuestras propias actitudes, de nuestras acciones concretas, que de lo que decimos. Quizá que las/os docentes puedan generar actividades a partir de las cuales se puedan poner en palabras los miedos, las fantasías que aparecen asociadas en las/os chicos/as, en relación a la información del Coronavirus que escuchan o leen en redes sociales. Hay que charlar con nuestros chicas/os sobre lo que están pensando y que puedan verbalizar las emociones. También hay poder compartir con ellos nuestras angustias, obviamente reguladas, porque las/os adultos tenemos la obligación de contener a nuestras niñas, niños y jóvenes. No podemos derramar nuestra angustia sobre ellos sin filtro porque seguramente los podemos ahogar.

– ¿Cómo dar contenidos atractivos con tanta competencia audiovisual y escasos recursos técnicos propios?

– No se trata de entrar a competir si no de cooperación. Hay que cambiar la palabra competencia por cooperación. ¿Por qué no atrevernos a introducirnos en un algunos espacios recreativos jóvenes para entender qué es lo les resulta más atractivo? Por ahí tenemos que aprender el nombre de un personaje, de una saga de juego, para proponerles una actividad. Debemos recorrer algunos de sus juegos para entender cuáles son las lógicas que priman. Incluso proponerles hacer un análisis crítico para compartir con los docentes y padres a través de las nuevas tecnologías. Esto va ser bastante sorpresivo para algunos familiares porque muchas veces no tienen idea cuáles son los juegos que utilizan los niños, niñas y adolescentes. Adentrándose en ellos uno va a descubrir por qué a veces tienen actitudes discriminatorias, competitivas e incluso hasta violentas.

-¿La idea es tomar un elemento del mundo de las/os chicas/os, del universo del alumno, para adaptar las clases y buscar engancharlos? ¿Evitar la competencia audiovisual si no una complementariedad?

-No hay que competir. El desafío es la cooperación entre los mundos educativos y recreativos. No hay que padecer el estudio, ni sufrir los procesos de aprendizajes, porque si le ponemos algo de encanto y placer seguramente van establecerse de manera más sólida. Insisto: es todo un desafío para los docentes la necesidad de establecer puentes entre los espacios educativos y los ámbitos que ofrecen las nuevas tecnologías, tanto en materia específicamente educativa como recreativa. Somos los docentes los que tenemos la obligación de acercarnos al mundo de nuestros educandos para poder hacerles llegarles de manera más significativa lo que le ofrecemos en materia de enseñanza.

«El miedo que nos genera la pandemia va ser un referente del cual nuestras niñas y niños a cargo van a poder aprender».

¿Qué otras claves hay que tener en cuenta en estos momentos?

– Es importante visibilizar la necesidad de la comunidad organizada en estos tiempos que nos toca vivir. En este tipo de situaciones nadie se salva solo. Necesitamos del otro/a. Es decir, yendo al almacén y acaparando todos los jabones de tocador estoy resguardando a mis hijos e hijas de posibles contaminaciones, pero estoy perdiendo de vista que si mi vecino no tiene para lavarse las manos todo esto se va volver en contra. Cuando transite por los mismos pasillos o ascensores voy a estar tan expuesta como cualquiera a contraer el coronavirus. Me parece que desde esta viñeta cotidiana uno puede inferir un montón de cuestiones. La importancia de la solidaridad y cooperación de la comunidad organizada es clave para hacerle frente a estos desafíos que nos presenta la pandemia.

-¿Cómo les explicamos a las/os chicas/os, como padres, madres y docentes, por qué estamos en curentena?

-Una pregunta infaltable es ¿por qué estamos en cuarentena? De una u otra manera ese interrogante se la van hacer las niñas, los niños y adolescentes que estén en nuestro cargo. Siempre hay que responder con la verdad, regulando la información, y dependiendo de las posibilidades de entender nuestras respuestas. No hay que excederse dando información que las/los chicas/as no han pedido. Debemos generar un espacio de escucha y tenemos que estar atentos a las preguntas que hagan. Nunca hay que apelar a la mentira, ni inventar o salir por el lado de la ficción ante las consultas que las/los chicos nos hacen. Si no sabemos la respuesta lo mejor que podemos hacer es contestarle que no la conocemos y que hay que investigar. Incluso, en este momento, lo expertos no tienen todas las respuestas sobre la pandemia. Hay que pensar al COVID-19 como también una situación de aprendizaje.

-¿Qué dinámica familiar hay que tener en cuenta dentro del contexto actual?

-Lo más importante es tener cierto orden y organización en nuestras rutinas porque eso nos va a resguardar de una situación de confusión en donde la angustia aprovecha para ganar espacios. Hay que establecer franjas horarias para actividades diferentes como el colegio, el juego, la interacción con los adultos del entorno y actividades artísticas. El orden nos contiene. Hoy más que nunca, ante los desafíos que nos toca, hay que armarse una pequeña rutina y agenda, pero por supuesto no tiene que ser rígida. Ese organigrama nos va ayudar mucho en estos tiempos, aunque fundamentalmente nos va a contener de la angustia que genera la desorganización, que provoca confusión y da lugar a los miedos. Estos a veces se apoderan de nosotros.

-¿De qué manera, como docentes y padres/madres, explicamos el manejo de la sobre exposición a los medios de comunicación? ¿Es una época para educar en la responsabilidad social de los medios?

Hay que remarcar la importancia de consultar fuentes veraces y confiables. No cualquier cosa que circula por los medios es realmente información seria. Incluso, en algunas ocasiones, la información que está circulando puede generar más daño que resolver los problemas o inquietudes. Esto pone sobre la mesa una temática que tiene profundas connotaciones éticas y políticas: aquel que maneja los medios de comunicación puede hacernos creer o pensar cualquier cosa. De alguna manera tienen el poder de nuestras mentes. Por eso tenemos que mostrarle a nuestras niñas, niños y jóvenes que tenemos que chequear bien las fuentes de información y que el solo hecho de que estén subidas en las redes no nos garantiza que esos datos sean confiables y validos.

-¿La docencia puede ser una herramienta trascendental para explicar por qué no hay que salir a la calle?

-¡Qué importante es tener en cuenta el peso y el papel de la palabra docente en estos momentos! Sin dudas lo que digan los maestros y maestras a sus alumnos, de cualquiera de los niveles del sistema educativo, va ser replicado al interior de los hogares. Hay poder capitalizar el espacio escolar, en este caso a través de las nuevas tecnologías, en el que los docentes tienen un peso fundamental como ordenadores de la vida social, de la comunidad organizada que hablábamos antes. Debemos rescatar el valor de la palabra de los docentes para enseñar cuestiones fundamentales que hacen a la vida en este  tiempos de pandemia. Sin dudas va ser replicado en todos los hogares lo que la seño diga. Sobretodo la importancia de lavarse las manos, de no salir a circular por la vía  pública a menos que sea estrictamente necesario, el no stockearse con compras para que nuestros vecinos no se queden sin acceso a distintas cuestiones fundamentales y esenciales que hacen de la vida en estros momentos. Una vez más la escuela y sus docentes tienen que hacer docencia y serán reconocidos porque su palabra tiene mucho peso, ya que llega a nosotros a través de nuestros niños, niñas y adolescentes. Los docentes tiene un papel muy importante.

Gabriela Dueñas, Doctora en Psicología, Licenciada en Educación, psicopedagoga y docente universitaria.
#DocentesEnseñamosDesdeCasa
0

Coronavirus
CONTAR es la plataforma pública de contenidos audiovisuales. Es totalmente gratuita y podés acceder vía streaming a películas, series, documentales y material de archivo donde y cuando quieras. Aquí podrás buscar las clases virtuales durante la cuarentena.

Se puede ver desde tu computadora, laptop, tablet y teléfono celular que cuenten con una conexión a internet wifi, 3G o 4G.

Click para poder acceder al contenido de CONTAR

#DocentesEnseñamosDesdeCasa
0

Coronavirus

Propuestas de Edu.ar para trabajar por día y por nivel, en diálogo con la programación de televisión de Seguimos Educando y la serie de cuadernos impresos distribuidos por el Ministerio de Educación de la Nación. Es una propuesta integral que busca facilitar y promover el acceso a contenidos educativos y bienes culturales hasta tanto se reanuden las clases.

Los contenidos y actividades se encuentran organizados de modo tal que en cada día de la semana escolar en los distintos medios, se trabajan los mismos contenidos.

Click para ver los contenidos de «La clase del día»

Fuente Educ.ar

#DocentesEnseñamosDesdeCasa

0

Coronavirus

Resolución del Ministerio de Trabajo que dicta pautas para la regulación de la relación laboral en el marco de excepción por el COVID-19.

Resolución 279/2020

Algunos puntos destacados de la Resolución


– Empresas hasta 25 empleados, subsidios al valor del salario mínimo.

– Empresas hasta 60 empleados subsidios de $12000 y reducción del 95% de los aportes patronales.

– Empresas de más de 100 empleados asignación contributiva de $6000 a $10000.

– Se prohíben los despidos y las suspensiones por fuerza mayor.

#DocentesEnseñamosDesdeCasa
0

fila1
A casi cuatro décadas de la Guerra de Malvinas, la Secretaría de Relaciones Internacionales de SADOP hace un repaso histórico sobre el conflicto que desembocó en la contienda entre Argentina y el Reino Unido. 

Por Secretaría de Relaciones Internacionales SADOP
Colaboración de Ignacio Gutiérrez Brondolo, Licenciado en Ciencia Política, Miembro de Observatorio Malvinas (UNR), Docente, Delegado de SADOP (Rosario).

El 2 de abril se cumplen 38 años del inicio del conflicto armado entre Argentina y el Reino Unido en uno de los más tristes capítulos que vinculan a ambos países en la disputa por el territorio que comprende las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del sur y espacios marítimos circundantes. Una disputa tan injusta como la guerra misma, pues el legítimo derecho asiste con la razón a la Argentina y no así el poder hegemónico de las potencias colonialistas. El entramado que desemboca en la guerra es un tanto complejo, pues se hace necesario comprender algunas variables de índole coyuntural para establecer por qué la dictadura cívico militar habría de tomar una decisión de este calibre.

En primer lugar, en 1965 se aprueba la Resolución 2065 por parte de la Organización de Naciones Unidas que insta a ambos países a reanudar las negociaciones reconociendo la existencia de un territorio en disputa a partir de la existencia de un enclave en el Atlántico sur, y conforme a los preceptos que la Resolución 1514 del 14 de diciembre de 1960 que llama a poner fin a las colonias existentes. En virtud de ello Argentina y el Reino Unido reinician un período de diálogo de un decenio con momentos muy positivos. Hasta el año 1973 el diálogo fue sumando diversos aspectos que buscaban encaminar la situación a una transición ordenada. Existieron intercambio de documentos e información entre ambos países.

Tras la vuelta del General Perón al país, el diálogo se materializó en propuestas concretas basadas en proyectos a mediano plazo que tendrían como principio un sistema de soberanía compartida. En tal sentido, el gobierno de Perón diseñó un esquema de “intervención cooperativa” que buscó reinsertar la cultura nacional en Malvinas. Consistió, básicamente, en el envío de un cuerpo docente de diferentes áreas para la enseñanza primaria y secundaria de los malvinenses. El establecimiento de YPF en las Islas con la perspectiva de avance industrial proyectando el trabajo de refinería a futuro. Y el envío de 50 productos nacionales que se inserten como propios en la cultura de Malvinas. Perón tenía la firme convicción de que la cultura era un elemento socializador de enorme potencialidad, y para ello la educación se configuraba como el potencial de penetración más importante.

La muerte del General fue un golpe duro para la política nacional y para el pueblo argentino. La cuestión de las Islas Malvinas también se vio duramente afectada. La asunción de Isabel Martínez de Perón trajo consigo la reconfiguración del escenario político, económico como también el frente de política exterior. Se enfrió la relación con el Reino Unido dejando atrás los avances alcanzados y el golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976 se encargó de profundizar el congelamiento.

Soldado en Malvinas

Un vendaval diplomático sacudió nuestro país por aquellos años hasta llegar a 1982. La situación del Beagle había generado tensiones límites y hacia adentro la situación social estaba cada vez más tensa entre la dictadura cívico militar y los trabajadores. Entre el 19 y 20 de marzo se producen incidentes en las Georgias del Sur y las tensiones en el Atlántico Sur venían en escalada. El 30 de marzo la CGT Brasil, conducida por Saúl Ubaldini, convoca un masivo acto que fue brutalmente reprimido por las Fuerzas Armadas, lo que mostró que la situación se hacía realmente insostenible para la Junta Militar. En medio de ese contexto, el 31 de marzo al mediodía la flota Argentina puso proa rumbo a Malvinas poniendo en marcha la “Operación Rosario”, que se concretará el 2 de abril. Ese mismo día, el Reino Unido puso en marcha dos portaaviones y una extensa flota de buques que el 1 de mayo llegarían a destino para dar inicio a la batalla. Los días transcurridos entre el 2 de abril y el 1 de mayo se trabajaron en pos de la búsqueda de una solución pacífica. Algo que de ambos lados se sabía que no iba a llegar. El desenlace: el que todos conocemos. Por este motivo es que no se debe separar la guerra de Malvinas como un hecho aislado, si no que esta fue una más de todas las atrocidades cometidas por la dictadura cívico militar que dio inicio el 24 de marzo de 1976.

Falsas noticias en los medios de comunicación argentinos.

Nuestros soldados ex combatientes tuvieron que vivir muy duros años una vez transcurrido el conflicto: el período de desmalvinización. Fue esta una etapa que puso a nuestros soldados en segundo plano. Durante los ochenta y los noventa el Estado argentino abandonó en todo concepto a quienes pusieron el cuerpo por la soberanía en nuestras Islas.

Recién en 1990, con la presidencia de Carlos Menem, se sancionó la ley 23.848 en la que se concedió a los ex combatientes de la Guerra de Malvinas el derecho a recibir una pensión honorífica por los servicios prestados a la patria. La norma reglamentada por el decreto 2634/90 fijó el monto de la retribución en una suma equivalente al monto de una jubilación mínima del sistema nacional de previsión social.

Después de allí todo lo que conceptualmente se erige desde la memoria fue echándose al olvido con un Estado que trabajó en esa dirección.

Desde el 2003 comienza una nueva etapa en la cuestión Malvinas. La presencia Argentina con el reclamo de soberanía vuelve a ser el tema en los diferentes organismos internacionales, no sólo ante el Comité de Descolonización de la ONU. Desde el Estado Nacional se instruyó a las provincias incluir en las aulas el tema no sólo como elemento de Memoria, Verdad y Justicia, sino también como un recurso argumentativo y sujeto de soberanía.

La creación de una secretaría especial de Malvinas, dependiente de Cancillería, fue la muestra más cabal de la importancia que el gobierno Kirchnerista otorgó a la cuestión de la disputa soberana. Todo eso, tuvo su interrupción a partir del 10 de diciembre de 2015, cuando la misma secretaría se disolvía y comenzaba una serie de medidas cuya búsqueda fue acercarse al Reino Unido a cualquier costo. Pudimos observar como, desde el Estado, en diversas publicidades o publicaciones en las que se presentara un mapa argentino omitían incluir las Malvinas y Antártida. En materia de política exterior, septiembre de 2016 otorgó la llave del proyecto desmalvinizador del gobierno de Mauricio Macri: se llevaron adelante los acuerdos de cooperación celebrados por ambos países a instancias del vicecancillere Carlos Foradori (Argentina) y el Ministro de Estado para Europa y las Américas de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Commonwealth británica, Alan Duncan. De ese modo, nuestro país ofrecía su asistencia a los británicos en materia de pesca, navegación y exploración de petróleo. Fueron cuatro años en los que se vieron avasallados muchos límites impuestos a la potencia colonialista. Argentina prestó colaboración a la industria pesquera malvinense otorgando información acerca del movimiento de cardúmenes por etapas en el Atlántico Sur, también se otorgaron licencias de exploración petrolera a empresas con intereses británicos en las aguas del Atlánticos sur.

Un nuevo período se asoma

Este 2 de abril será sin dudas una conmemoración diferente, un día distinto que deja atrás prácticas nocivas. A partir del 10 de diciembre de 2019 se abrió una nueva etapa en Argentina. El presidente Alberto Fernández anunció la vuelta de la Secretaria de asuntos relativos a la cuestión de las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur y espacios marítimos circundantes convocando a Daniel Filmus para seguir con esta tarea.

Lo más importante ocurrió hace escasos días, en el discurso que abrió el período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Allí hizo tres anuncios importantes sobre la cuestión Malvinas.

1) La creación de un Consejo Nacional para asuntos relativos a la Cuestión Malvinas, que convoca a profesionales, políticos de todos los sectores y universidades de todo el país para estudiar acciones diplomáticas.
2) El proyecto de ley de demarcación territorial, imprescindible para reafirmar el trabajo en materia de soberanía territorial y marítima realizado y postergado por el macrismo desde el encuentro Foradori – Duncan
3) La creación del régimen federal pesquero, que también viene a poner fin a una cuestión fundamental: la depredación de nuestros recursos naturales que en 2016 planteó el acuerdo con el Reino Unido. Información de pesca y suelo marítimo en medio de una disputa soberana.

Tres medidas que, no solo muestran el compromiso de un Gobierno con la causa, sino que también van en dirección de lo que demanda el contexto internacional. Es decir, todos los estados buscan cerrar y proteger sus mercados, sus industrias y recursos naturales. Argentina que hasta hace muy poco profesaba un aperturismo descarnado, comienza a ordenar sus prioridades. Es preciso tener en cuenta que la situación de Brexit (la salida del Reino Unido de la zona del Euro) pone en jaque un negocio vital para el nivel de ingreso per capita Malvinense: la pesca. Un rubro que tiene como principal socio a España mediante la cooperativa pesquera de Vigo comenzará a arancelarse a más del 18%, con lo cual el impuesto y flete estarían haciendo perder rentabilidad al negocio. Pues entonces, son estas medidas que tienden a tener una intervención sobre la economía malvinense, sin agresiones ni juego brusco, respetando las leyes de mercado.

Una nueva retórica asoma respecto de las Islas Malvinas, Georgias y Sándwich del Sur y espacios marítimos circundantes, lejos de la confrontación verbal que se viviera en tiempos de Kirchnerismo, pero sumando lo inmensamente positivo que dejó la gestión en este tema. Lejos, muy lejos también de la etapa de concesiones que el macrismo buscó: un burdo ensayo de la política de acercamiento que el menemismo planteara en los 90.

Una muestra clara la otorga el tema de primer orden que se vive a nivel mundial: el COVID-19. El mismo día en que el Primer Ministro británico, Boris Johnson, aplica tres semanas de cuarentena en el Reino Unido, tras tirar atrás la estrategia de expansión del virus, el secretario de Malvinas a instancias de la Cancillería Argentina se pone en contacto con el embajador británico en nuestro país, Mark Kent, ofreciendo los servicios para asistencia a los Malvinenses en caso de que fuera necesario.

Con la llegada de Alberto Fernández queda claro que se inicia un nuevo período en materia de política exterior sobre los asuntos relativos a Malvinas. Protegiendo los intereses nacionales, sin renunciar al reclamo pero apelando a las virtudes del diálogo sincero.

Por los 649 que no volvieron, por aquellos que fueron y regresaron pero su mente siga allí, por las familias de nuestros caídos: con la memoria intacta.

0